Hoy, de nuevo… te he fallado.

Autora : Cristina Iañez

Una noche más me voy a dormir pensando en ti. Pensando en que pueda que hoy, de nuevo, te haya fallado. Sabiendo, pese a ello, a ciencia cierta que mañana volverás a recibirme con un abrazo, con un “te quiero”, con un “guapa”,  con otro beso.

Sólo tienes tres, cuatro años pero quieres comerte el mundo. A veces a los que te rodeamos nos cuesta entenderlo. Y tú, consciente de ello, nos provocas, nos retas, buscas tu lugar, haces llegar tu voz.

Hoy de nuevo sé que te he fallado. He intentado presentarte propuestas atractivas todo el curso. Hace ya tiempo que sé que la escuela es un lugar para ser feliz y, hace algo menos que entiendo que para ser feliz cada uno de vosotros necesitáis encontrar propuestas que os resulten estimulantes. Esto supone adaptar las propuestas a los muy variados ritmos y niveles de aprendizaje. Pero hoy no podía, era Lunes, el curso se acaba y estoy exhausta. Has querido captar mi atención para mostrarme tus resultados,  tu esfuerzo y tu progreso; pero yo sólo tenía ganas de pensar: “todo va bien, hoy no me necesitas”. Y no era así.

Insistentemente has querido mostrarme una nueva hazaña. Yo apenas he levantado la vista. Me vuelves a llamar. Te digo que es precioso. Pero sabes que apenas te he mirado. Pones tu mano sobre la mía y me dices:” me parece que a lo mejor te estás poniendo mala”

Hoy he vuelto a olvidar que, aunque sepa que “no necesitas” ayuda para resolver una determinada actividad eso no significa que no la merezcas. He vuelto a olvidar que no necesitas menos de mí que aquellos compañeros a los que les cuesta seguir el ritmo de las propuestas.  Tus necesidades son distintas al resto pero no menos importantes.

Me voy a dormir contenta sabiendo que te he fallado porque saberlo implica también un pasito más para ponerle remedio.

Mañana me acompañarás seguro con nuevos retos que, recíprocamente, volveremos a regalarnos.

Cristina Iáñez

Maestra de Infantil
Twitter: @crisaseques

Anuncios