¿Puede la Creatividad ser Enseñada? Pensamiento Creativo a través de la escritura y el arte. By Robert Swartz.

 READING (poema de un alumno de 4º de Primaria)

“Un libro es como una montaña rusa.

Capaz de levantar tu estado de ánimo hasta el cielo.

Revolviendo tu estómago.

Algo que nunca olvidarás.

Te transporta a través de distintas emociones, para llegar a la cima.

El próximo paso es desconocido, la siguiente página de un libro.

Sorprendido por donde te llevará y dónde podría dejarte.

Estas nervioso, tus manos tiemblan, aprietas los puños mientras te preguntas

Qué pasará a continuación”.

Un libro es como una montaña rusa.”

La poesía, nos dicen, nace de la inspiración, el poeta es “tocado por la musa” y “razonar” sólo puede interferir en este proceso. Así, eso parece, el autor de este poema también, es transportado por estas poderosas imágenes y nos transmite estos sentimientos cuando leemos lo que escribió. Cierto es que este poeta no esta a la altura de Shakespeare, Neruda, Paz o Lorca. Pero quizá las semillas de la inspiración poética han empezado a crecer y podrían, con el adecuado cultivo, algún día, producir algo a la altura de estos grandes autores.

Esta producción es de un estudiante de 4º curso de primaria que ha estado trabajando con sus compañeros en la creación de metáforas, una tarea que supone una variedad importante del pensamiento creativo. Y nos ha respondido con esta metáfora del libro y una montaña rusa. Esta claro que conoce el poder de una buena metáfora. No nos dicen nada literal sobre los objetos, pero nos dice algo que no sólo es informativo, sino que conlleva sentimientos, incluso excitación provocada por una mezcla de diversos sentimientos.

Un libro no es realmente una montaña rusa. Entonces, ¿Qué nos quiere decir?. ¿Y cómo podemos aprender a identificar, crear y usar buenas metáforas? Y, en todo caso, ¿cuál es el papel del razonamiento en todo esto?

Las metáforas nos rodean : “Es un verdadero dinamo”, “Ella es la luz de mi vida”, “Pon ese archivo en la papelera”. Y su frecuencia es alta. Son el principal modo de expresión del lenguaje figurativo – el lenguaje que no comunica ideas literalmente sino a través de figuras e imágenes-. Y a pesar de que las metáforas son la columna vertebral creativa de la buena poesía, tal como nos muestran los ejemplos de arriba, también están a nuestro alrededor en nuestra vida cotidiana. Pero no solemos entender realmente lo que nos dicen y, cuando las creamos nosotros mismos, ¿Somos capaces de crear las más efectivas y potentes?.

A menudo los maestros no dan instrucciones sobre cómo crear metáforas de forma efectiva y potente. Los estudiantes simplemente tratan de construir sus metáforas y unos parecen tener más facilidad que otros. Pero, ¿pueden todos los estudiantes aprender de forma que ellos también puedan desarrollar una forma de comunicación a través de metáforas de forma efectiva y correcta?

Pensemos. ¿Qué nos dice la metáfora “es una auténtica dinamo”?. Bueno, desde luego que no nos dice que sea perezoso y que relegue las cosas todo el tiempo. Más bien nos dicen que trabaja duro, es persistente, no descansa hasta que no ha acabado todo el trabajo y, de hecho, no sólo lo hace, sino que lo hace con fervor.

¿Que más nos transmite esta metáfora? Cuando escuchamos esta frase difícilmente diremos un simple “¡mmm, que interesante¡”, más bien nos provocará una reacción positiva para convertirnos nosotros mismos en una dinamo y movernos con más energía. ¡Nos hace sentir así¡ Y “Ella es tan radiante como un día soleado”, si, brillante, sonriente, regalando maravillosos sentimientos alrededor, sentimientos que tú también puedes sentir. Sonríes, ¡te sientes animado y feliz!. Las metáforas no sólo nos dicen cosas, lo hacen en un modo que proyectan sentimientos, a menudo intensos. Prueba con “¡Es un auténtico canalla!” ¡Puaj!.

En la clase que visité en la que un estudiante hizo este poema titulado “Reading” (leyendo), la maestra estaba trabajando con sus estudiantes para conseguir buenas metáforas que ellos pudieran expresar con palabras. En plural. No sólo una palabra o un par de palabras. Les estaba enseñando a pararse, preguntarse, pensar, y contestar a algunas cuestiones importantes antes de que se lanzaran a crear metáforas. ¿Qué cuestiones?

Primera : ¿De qué quieres crear una metáfora? Puede ser un libro de lectura, puede ser vivir en una familia desestructurada, o podría ser sobre algo que todos conocemos, como por ejemplo España. Una simple descripción de estas cosas es a menudo aburrido y no consigue expresar los sentimientos que generan.

Siguiente: “Sigamos reflexionando : ahora pensemos en lo que queremos decir sobre ese objeto”, Supongamos que queremos hablar sobre España. ¿Qué aspectos quieres comentar sobre ella? ¿España es cómo?. Algunos estudiantes respondieron “Es un país que ama la música y la danza”, “es un país de cultura y arte”, “es un país con una comida espectacular y deliciosa”. ¿Qué más?

Mi reflexión fue que las personas no suelen pararse y pensar sobre estas cosas. Pero una reflexión más profunda puede marcar una gran diferencia, porque así podemos preguntar, como hizo la maestra: ¿Qué otras cosas tienen estas mismas características?. Y los estudiantes contestaron : “Una galería de arte enorme”, “el caballete de un pintor”, “La mesa de comedor del Dios Baco”, “la envidia de un amante de la comida”. Elige la que más te provoque y pasemos a pensar en los detalles.

Esta maestra usó un simple dispositivo para enfatizar esta consideración. “primero escribamos los detalles en los que queremos hacer hincapié”. Por ejemplo “espectacular variedad de deliciosa comida” podría ser explicado como “gente que le gusta comer en España”, “preparado de muchas formas diferentes”, etc. Y ahora hagamos lo mismo para la metáfora “La envidia de un amante de la comida”.

Así analicemos : “¿Encajan de forma significativa”. Por supuesto que aquí estamos haciendo hincapié en la necesidad de un alto grado de similitud entre el objeto y la metáfora. Entonces los estudiantes gritan “¡Eh, la envidia de un amante de la comida es una muy buena metáfora! ¡Bien pensado!

Pero, ¿qué hay de “Reading”? La metáfora se revela en la primera frase. ¿Qué pasa con el resto del poema? Vayamos atrás a nuestra lista de características. Allí es donde encontraremos lo que necesitamos para continuar el poema. ¡Otro pensamiento acertado!

A medida que observo todo esto pienso: todo este pensamiento explícito y organizado es un motor de arranque. Pronto estos estudiantes van a poder hacer esto con la habilidad de un buen nadador olímpico.

De las palabras a pinturas y esculturas.

También recuerdo visitar un aula con estudiantes de tan sólo 5 años. La maestra les pidió que usaran las ceras para hacer un dibujo sobre algo que expresase algo sobre una persona. ¿Cómo? Dijeron, “Ella es feliz”, o quizá “ella esta triste”, o “Esta furioso” …

Pero, ¿Cómo vamos a expresar esto con pinturas y formas?. Primero busca colores que creas expresan la alegría. Otros se asemejan más a estar furioso. Por supuesto los estudiantes que dijeron “feliz” eligieron colores suaves como amarillos y rosas, mientras los estudiantes que estaban pintando la furia eligieron colores fuertes como el rojo, el marrón oscuro y el negro.

Después la maestra dijo “¿Y que formas serían formas felices y cuáles formas que expresen la furia?”. Los niños por supuesto pintaros corazones y flores para expresar la felicidad y relámpagos y líneas gruesas para expresar la furia con los colores que habían elegido. Después la maestra les pidió “Ahora pensar en la forma de la persona!. Y ellos pintaron una cara feliz o una cara con labios apretados y los ojos muy oscuros, una boca gritando. Un niño incluso dibujó un cuerpo entero con los puños apretados.

Esto también son metáforas. Pero son el resultado de una reflexión guiada por la maestra y previa a que empezaran a pintar. Pude imaginar a algunos de estos jóvenes estudiantes, de nuevo, con el adecuado estímulo, aprendiendo y experimentando, convertirse algún día en un Velázquez o un Goya para quienes cada elemento de su pintura es una metáfora en el sentido que transmiten algo muy poderoso, importante y que nos activa.

Piensa en el cuadro de Goya “El 3 de Mayo, 1808!. No es sólo una simple representación de lo que ocurrió ese día en particular. Nos transmite algo mucho más poderoso y que es expresado por una pintura que no es simplemente la imagen de la crónica de un evento.

¿Qué más es entonces? Puedes adivinarlo. Es una compleja y poderosa metáfora. Y recuerda, lo que nos transmite esta allí plantado en este cuadro de forma deliberada a través del uso de figuras e imágenes para representar con el color y la fuerza algo que podría resultar bastante aburrido y común si fuera descrito literalmente. ¿Tan sólo otra ejecución? ¡De ningún modo!

Muchos otros cuadros como el “3 de Mayo” y, de hecho, muchas esculturas, son complejas metáforas creadas por personas que se han convertido en genios creativos por el modo en que expresaban aquello que nos querían decir. Sigo pensando que las semillas plantadas en estos pequeños alumnos de tan sólo 5 años, si siguen siendo cultivadas por el resto de maestros que los atenderán, podrán darnos los Velazquez y Goya del siglo XXI. Pienso en las puertas que han sido abiertas para estos niños y que nunca hubieran sido abiertas si sus maestras sólo les plantean fichas con espacios numerados para colorear o un contorno dibujado sobre el que salpicar pintura.

¿O acaso sólo soy un optimista incorregible que cree en el poder de un buen razonamiento?

Segunda parte del artículo publicado en http://www.aacclarebeliondeltalento” : ¿Podemos enseñar a los niños a ser creativos? : Invenciones

Autor : Robert Swartz
. PhD en la Universidad de Harvard y Profesor Emérito en la Universidad de Massachusetts at Boston, co-autor del libro “Aprendizaje basado en el pensamiento“, y a cargo del proyecto de formación de excelencia para el profesorado “Center for Teaching Thinking”, con oficinas en Madrid (www.teach-think.org).

Artículos publicado originalmente en Editorials for ENIAC, publicado en España desde Septiembre 2015 a Enero 2016. Reproducido aqui con permiso del autor.

Anuncios

6 comentarios sobre “¿Puede la Creatividad ser Enseñada? Pensamiento Creativo a través de la escritura y el arte. By Robert Swartz.

  1. Pues yo creo que estaríamos hablando de dos cosas distintas. El proceso y la generación del mismo. Como generación nos basamos en conocimientos, los que sean o competèncias. Es la base. Luego tenemos los procesos que si son racionales son creativos a medias. La creatividad no tiene límites ni normas cuando pretendemos fomentarla. Sus productos pueden ser resultado de la razón, luego ordenados según determinados cánones. Yo afirmaría que educamos en su aparición y
    usos y que posteriormente podemos aplicar el razonamiento para el juste del proceso al producto.

    Le gusta a 1 persona

    1. 😳.. No estoy segura de haberte entendido del todo. 😁😁😁. Pero diría que estamos de acuerdo? Y el articulo no viene tampoco a decir lo contrario. Explica que incluso la generación de productos creativos, e incluso cuando estos se realizan en el plano artístico, desarrollar un proceso adecuado de pensamiento racional es necesario y contribuye, no sólo a que se generen más ideas creativas, sino a que estas sean más potentes. Coincides?

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.