Comunity Managers .. de Poesía.

Hoy os traemos una espectacular propuesta de uno de los asistentes a la formación que hemos realizado para el Centro Regional de Formación del Profesorado de la Junta de Castilla La Mancha. Un proyecto que crea un puente entre la literatura clásica y los intereses de un grupo de alumnos de Bachillerato, a través de la tecnología, las redes y la gamificación y cediendo todo el protagonismo a los alumnos. Lorenzo ha ido incorporando propuestas dejándose llevar por la iniciativa e intereses de sus propios alumnos, y su papel ha pasado a ser un guía y propiciador. Y esta actitud es la base de la implicación generada en sus alumnos. Esperamos que saquéis valiosas ideas y las transforméis para aplicarlas en vuestras aulas:

Literatura Clásica y Tecnología, Creando un Puente entre dos épocas.

Autor : Lorenzo González Villada.

Cuenca.

Como profesor de Lengua castellana y Literatura llevo años intentando introducir en el aula un cambio, implantar un nuevo modelo de aprendizaje basado en las nuevas metodologías activas de las que todo el mundo habla, empezar a trabajar con la ideología del A(prendizaje) B(asado) en P(royectos) y de este modo intentar darle respuesta a esos nuevos retos que se nos plantean a diario y que están relacionados con las inteligencias múltiples de nuestros alumnos y, concretamente en este curso con las altas capacidades.

Pero siempre encontraba algún problema: grupos muy numerosos, alumnos desmotivados que no encontraba cómo motivar, currículos que cumplir, alumnos a los que tenía que preparar para que al final de curso superaran una prueba (siempre teórica) y de cuya nota dependía su futuro académico y, por supuesto, laboral. Nunca encontraba el momento de dar esa vuelta de tuerca y año tras año veía como se me iban “escapando” alumnos a los que no les daba la respuesta que ellos necesitaban.

Eso cambió el año pasado cuando tuve la oportunidad de enfrentarme al reto de impartir la materia de Literatura Universal. De repente me encontraba con una nueva perspectiva ante mí: un grupo reducido de alumnos, un currículo menos exigente, alumnos interesados (al menos eso creía en un principio), lo me llevaba a poder intentar llevar a cabo un programa menos rígido y dar respuesta a todas esas inquietudes, ideas, proyectos, propuestas, etc., que rondaban mi cabeza y que se basaban en uno de esos mantras que se repiten hasta la saciedad cuando se habla de las metodologías activas: “El alumno tiene que ser protagonista de su propio aprendizaje”.

Tras esta breve introducción para situar cuáles son mis circunstancias a la hora de enfrentarme a los retos que se nos han planteado desde este curso, pretendo mostrar ahora cuál es mi propuesta de trabajo, que se centra en dos de los puntos que aparecían en el guion facilitado por los responsables del curso como son el Aula multinivel (participación y personalización de las tareas del alumno en la respuesta y evaluación) y el Aula creativa (aprendizaje significativo y en contexto), y que simplemente lo que pretende es mostrar el trabajo que estoy llevando a cabo en el día a día con mis alumnos en el aula (mejor dicho en la biblioteca del centro), y que poco a poco vamos extendiendo al resto de la comunidad educativa.

El espacio facilita el aprendizaje.

El primer paso fue romper con los clichés establecidos en lo referente al aula, hacer “crack” en la mente de los alumnos matriculados en esta materia optativa de 1º de bachillerato, ¡que notaran desde el principio que aquí había algo distinto!.

Para ello, establecimos junto al equipo directivo que mis periodos lectivos, cuatro semanales, los desarrollaría en la biblioteca del centro, rodeado de libros, pilar fundamental de la materia, pero también donde tenía acceso a internet (hay seis ordenadores), lo cual quería convertir en el otro pilar.

La finalidad era que los alumnos avanzaran y llevaran su aprendizaje tan lejos como ellos quisieran, que fueran ellos los que eligieran, desarrollar su autonomía y la toma de decisiones, así como la creación de productos creativos. Tenía que fomentar, o mejor facilitar, darles la oportunidad de ser creativos, y valorar los productos finales en función de las capacidades de cada uno. Pero a la vez no podía olvidar el fomento del desarrollo lógico, la capacidad, crítica, el análisis y la reflexión.

Por supuesto que no he eliminado de mi materia los contenidos teóricos, ni las pruebas escritas, ni la lectura de textos, ni las explicaciones del profesor, pero sí que más que agobiarlos con cuatro clases semanales de 50 minutos en las que yo me dejaba la voz y ellos desconectaban y terminaban ignorándome a los 10 minutos, he cambiado esa metodología por otra más participativa y activa.

Mejor voy a pasar a explicarlo con ejemplos concretos:

Libre Elección y Autonomía de Aprendizaje.

Las propuestas de trabajo en el aula así como de lecturas, exámenes y demás, son conocidas a priori y elegidas por ellos. Por ejemplo, la propuesta de lectura obligatoria esta evaluación es totalmente libre: cada alumno puede elegir el libro que quiera y cómo va a presentárselo al resto de sus compañeros (exposición oral, word, ppt, prezi, vídeo), la única condición es que esté relacionado con una de las unidades didácticas que vamos a trabajar en clase.

Para mi sorpresa, la respuesta ha sido increíble, entre las lecturas elegidas por ellos se encuentran Madame Bovary, Orgullo y prejuicio, Crimen y castigo, Los hermanos Karamazov, Frankenstein, La isla del tesoro… Obras que jamás se me habría ocurrido ponerles como “obligatorias” debido a la densidad de muchas de ellas. Con esto pretendo introducir la respuesta multinivel, además de permitir que cada alumno responda en el formato que más encaje con él. Eligen sus lecturas, sus trabajos, proponen alternativas, tanto de producción como de diseño.

Gamificiación = Implicación.

En esa búsqueda de la creación de un Aula multinivel y creativa en la que el alumno es el protagonista de su propio aprendizaje les he planteado a los alumnos un proyecto para esta evaluación, extensible al resto del curso: la creación de un juego de mesa relacionado con los contenidos curriculares de la materia de Literatura universal. A partir de mi propuesta, que simplemente se ciñó a la enunciación de esa idea, ellos mismos han comenzado a desarrollarla y a día de hoy estamos totalmente inmersos en la etapa de creación.

El primer paso fue decidir qué tipo de juego iban a hacer: una mezcla entre Trivial y Party, donde la base del mismo fueran las reglas y la mecánica del primero, es decir ir avanzando sobre un tablero conforme se van acertando preguntas, pero introduciendo las variantes del otro juego: preguntas con mímica, dibujos, palabras tabú. Ahora, ellos están en la fase de selección de preguntas, y después pasarán a diseñar el tablero, las tarjetas de preguntas y respuestas, las fichas, etc.

Aprovechar e Integrar las habilidades de cada alumno y sus conocimientos previos.

Otra actividad planteada en la primera evaluación, en el intento de incorporar material audiovisual al aula fue la dramatización de uno de los cuentos leídos en clase del Decamerón, de Giovani Bocaccio. Tras una lluvia de ideas con distintas propuestas de trabajo, todos estuvieron de acuerdo en que el cuento elegido fuera El tonel, y el producto final iba a ser un vídeo creado con la herramienta Draw my life.

Con la finalidad en este caso de partir del conocimiento del alumno, conocer sus fortalezas y debilidades, sus intereses y opiniones y darles cabida en el aula, repartimos el trabajo y los roles: un alumno dominaba el uso de esta herramienta, por lo que se estableció como el director del proyecto; otro tenía facultades artísticas, que fue el encargado hacer los dibujos; otro, debido a sus inquietudes en el campo de la fotografía y el vídeo fue el cámara; otra alumna se encargó de hacer los diálogos; varias más crearon el guion; otros fueron los encargados de grabar los audios de los diálogos con el móvil para luego insertarlos en el vídeo. En fin cada uno adoptó su rol, en consonancia con sus intereses, inquietudes o aptitudes, todos colaboraron y el resultado fue más que aceptable.

Hacer el Aprendizaje Significativo, acercándolo a sus intereses:

Siguiendo con las respuestas multinivel y ese “eliminar el techo” del que se habló en la sesión presencial, en esta segunda evaluación nos han surgido dos nuevos proyectos que van de la mano, y que están relacionados con la poesía, la música y las nuevas tecnologías. Ambos surgieron tras echarle un vistazo al material de un curso de formación organizado por el CPR: Porque la poesía nació para ser cantada…

Los alumnos tuvieron acceso al material de forma accidental y les llamó la atención, por lo que decidimos que dedicaríamos unas sesiones a visualizarlo en clase. Durante días estuvimos hablando de poesía, desde su nacimiento (la antigua Grecia, la Poética de Aristóteles, en España, las jarchas, cantigas, cancioneros y así hasta la actualidad). Profundizando en tipos de estrofas, figuras literarias, recursos retóricos, temas, tópicos y demás.

Y encima, el material tenía algo muy llamativo y que hacía el aprendizaje una experiencia más satisfactoria para todos: ilustraba cada nuevo concepto con una canción de un grupo “relativamente” actual y conocido (La oreja de Van Gogh, Mecano, Alejandro Sanz…). Para ellos era un acicate, algo nuevo, algo “moderno”, conectaba un concepto fuera de sus intereses, la poesía más clásica, con algo que se encuentra entre sus primeros intereses, la música. Les gustaba, se divertían.

Pero a la vez nos surgió un problema: no conocían la mayoría de las canciones, ni a muchos de los grupos, eran muy jóvenes. Por lo tanto, ya estaba servido el proyecto: iban a actualizar los ejemplos musicales que ilustraban las estrofas, los temas y los tópicos con canciones y grupos de los que ellos escuchaban, más actuales, de la más rabiosa actualidad (rap, reguetón, heavy, hardcore, electrónica, dance…). ¡Y en ello estamos!

Poner a prueba sus proyectos : Feedback.

Pero además, con la finalidad de proporcionarles un feedback constructivo y positivo y ver hasta dónde eran capaces de llegar les planteé otro reto: llevar todos los contenidos que estaban trabajando, actualizando y aprendiendo al aula y explicárselos a los alumnos de 1º ESO aprovechando que estos se encuentran en el contenido curricular de este curso. Con esa idea están trabajando y preparando el material, y durante la tercera evaluación dedicaré varias sesiones con dos grupos de 1º ESO que llevo a que los alumnos de Literatura universal pasen a la clase y ejerzan de profesores de poesía. Todos están muy ilusionados con la idea.

Las TIC´s también tienen poesía: Crear Comunidad para generar Sinergias y Nuevos Aprendizajes.

De la mano del mismo contenido que comentaba anteriormente relacionado con la poesía y la música, nos ha surgido otra propuesta de trabajo, esta vez con las TIC como verdaderas protagonistas de las misma. La idea surge de la posibilidad de aunar dos ámbitos muy atractivos para los alumnos como son la música y las redes sociales, con otro que lo es menos, la poesía, e intentar con ello que esta pueda pasar a un primer plano en sus intereses o, por lo menos, que durante un tiempo se familiaricen con ella.

Para ello se han hecho cuatro grupos y como única indicación se les ha planteado la creación de un recurso que promueva la difusión de sus gustos poéticos y musicales, y que les permita relacionarse y conectar sus intereses utilizando las TIC y las redes sociales. De momento ha dado sus frutos: tenemos un grupo de Facebook, una cuenta de Twitter, otra de Instagram y un sitio en la aplicación Wattpad, donde todos los alumnos, y yo también, podemos intercambiar lecturas, poesías, propias y ajenas, inquietudes, dudas, historias, todo lo que se nos ocurra y que esté relacionado con cualquiera de los dos ámbitos. ¡Y la verdad es que estoy descubriendo gustos de “mis chicos” que jamás habría imaginado de otro modo!

Contagiar el modelo a todo el Centro : Innovación trae Innovación.

También de la mano de esta última propuesta tenemos en mente otra actividad que consistiría en darle difusión a todas estas herramientas (si no a todas, sí a la que demuestre un funcionamiento más adecuado con nuestros intereses) a nivel de toda la comunidad educativa. Es decir, como idea inicial nos estamos planteando crear una especie de Club de Poesía, donde tengan cabida todos los alumnos y profesores, así como padres si se diera el caso, donde intercambiar impresiones, lecturas, producciones, etc., y hacerlo con las redes sociales como motor unificador y expansivo de cultura y conocimiento.

Compartir conocimiento y experiencias, otro aprendizaje para el Siglo XXI :

Por último, decir que desde el principio de curso me impuse el cumplimiento de un objetivo: que todo lo que hiciera en el aula, además de enriquecedor para nosotros, fuera útil para los demás, que pudiera servir como ejemplo o como experiencia que cualquiera pudiera llevar a cabo cualquier compañero. Para ello, y siempre de la mano de mis alumnos, nos propusimos crear un Site de Google, alojado en la cuenta de correo de nuestro centro, que sirviera como lugar de almacenaje o cuaderno de bitácora, donde ir mostrando todo nuestro trabajo y nuestros avances y que cualquiera pudiera visitarlo y curiosear cuanto quisiera. De momento está un poco aparcado, ya que yo personalmente estoy muy ocupado con los exámenes y evaluaciones de otros cursos (2º bachillerato), y los chicos también están en época de parciales, Pero prometemos retomarlo lo antes posible con la finalidad de dar a conocer nuestra experiencia.

Y cuando todo el centro participa….

Para finalizar, me gustaría mencionar que este camino que he emprendido a la hora de darle un giro a las metodologías y a las clases más tradicionales, no hubiera sido posible sin el apoyo del centro en el que desarrollo mi labor, por el que siempre me he sentido respaldado, y que también se encuentra a la vanguardia en nuestra comunidad. Por ello, también me gustaría darle difusión a algunas de las actividades que a nivel de centro se están realizando y que se podrían enmarcar también en la búsqueda de esa respuesta multinivel y creativa por parte del alumnado. Por ejemplo mencionar la existencia de un periódico digital hecho por y para los alumnos, en el que los profesores solo ejercen de meros recolectores de artículos y son los alumnos los que proponen las secciones, escriben los artículos, eligen las imágenes…, y que funciona como instrumento de expresión de ideas y opiniones y de difusión de todo lo que ocurre en nuestro centro.

También se llevan a cabo concursos literarios como el de Cuentos de Navidad, o el más reciente de Cartas de San Valentín, con una amplia participación y sus correspondientes premios. Periódicamente se programan jornadas temáticas como el Día contra la Violencia de Género o Halloween, en las que toda la comunidad educativa participa, cada uno explotando sus fortalezas. Por ejemplo, haciendo manualidades, disfraces, contando cuentos, montando o editando vídeos, decorando el centro, etc. Otra experiencia enriquecedora y satisfactoria es lo que hemos nombrado como los Días de la Convivencia (que suelen coincidir con los días anteriores a los periodos vacacionales) y en los que se desarrollan talleres de todo tipo: aeromodelismo, relajación, mindfulnes, juegos de mesa, batería electrónica, maquillaje y peluquería, seguridad en la red, crepes, periodismo, pintura de camisetas, eventos deportivos (carreras solidarias, fútbol, concursos de orientación…), huerto ecológico…

Sintetizando Tecnología y Poesía ¡Viva la creatividad!

Y ahora sí como colofón, me gustaría nombrar el proyecto en el que estamos inmersos a nivel de centro y que espera conseguir como resultado final la creación de una aplicación para móviles: tres audioguías, que se presentarán en castellano, inglés y francés sobre la localidad. Una con lugares históricos, otra con parajes naturales y la última con el tejido empresarial. Ahí estamos profesores de Lengua, Inglés, Francés, Economía, Biología, Informática, Educación Física… ¡Esperemos que el resultado final sea provechoso!

Bien, pues esto es todo, hasta aquí mi experiencia actual en el aula, como indiqué al principio, con un pequeño grupo de alumnos con el que las exigencias a nivel curricular son menores y por lo tanto puedo innovar, buscar, probar, en definitiva hacer y rehacer sin temor a que una encorsetada programación que hay que seguir al pie de la letra coarte mi libertad creativa como docente y la de mis alumnos.

Para un futuro, espero que no muy lejano, y tras toda la información recopilada y analizada en este curso de formación, espero hacer una análisis exhaustivo sobre cómo ha cambiado mi mirada ante la consideración de los alumnos con altas capacidades, e intentar adoptar herramientas que me permitan trabajar con todos mis alumnos sobre la identificación y la respuesta ante alumnos con altas capacidades.

Con la finalidad de ilustrarlo todo un poco mejor, adjunto aquí un enlace a mi blog personal, donde en las últimas entradas se puede ver algo de todo este trabajo que estoy realizando este curso y que realicé el curso pasado. Espero que sirva como apoyo visual a todo lo explicado. El blog es: http://sacandolalenguafuera.blogspot.com.es/

Anuncios

Un comentario sobre “Comunity Managers .. de Poesía.

  1. Me ha encantado el artículo de Lorenzo, y por ello lo he compartido en mis redes sociales. Con frecuencia pensamos que el profesorado no se implica en la atención a las altas capacidades. Lo cierto es que cuando realizamos formación en centros, encontramos muchas veces las dificultades de la ratio (demasiados alumnos), diversidad de perfiles…, pero sí puede hacerse. Os dejo este artículo con una experiencia brillante, pero no dejemos de prestar atención a las dificultades iniciales y el esfuerzo de un profesor, sus recursos. Estas iniciativas son las que hemos de compartir y pueden ser un referente para el trabajo en el aula.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.